Preparándome para hablar de mí y de mis emociones.

Esta actividad de nuestro Kínder es una actividad diaria, sistemática y constante, tiene como finalidad que los niños y niñas aprendan a reconocer; principalmente  sus emociones, gustos, identidad, características y habilidades que los identifiquen, empleando oraciones completas para fomentar su intención comunicativa y canalizar sus emociones de manera adecuada y regulada.

Utilizamos material de desecho y en conjunto con los niños y niñas  construimos nuestros monstruos delas emociones. Ellos según su color, nos ayudan día a día a ver cómo nos sentimos  y a dialogar con respecto a nuestros sentimientos: penas , miedos, enojos  y alegría!!!

Deja un comentario